loader

Acoso Escolar

problemas (de) mayores

El acoso entre menores de edad existe. Lo sabemos porque, de vez en cuando, salta un suceso a las noticias. O porque conocemos a alguien que lo padece o lo sufrió cuando nosotros íbamos al colegio. Pero no hacemos casi nada para evitarlo. Tanto es así, que ni siquiera hay datos oficiales uniformes o un plan de choque para solucionarlo. Vozpópuli ha realizado este Especial en el que buscamos datos del acoso escolar en España, escuchamos a quienes lo sufren y lo presencian, y reflexionamos sobre por qué los niños practican la violencia sobre sus compañeros.

Las medidas que no llegan

Un año después de que el Ministerio de Educación anunciara 70 medidas para paliar la violencia en las aulas, solo ha puesto en marcha un teléfono para denunciar los casos más graves de acoso.

Los expertos estudian el drama de la violencia en las aulas desde hace cuatro décadas. Las estadísticas alertan de su incidencia en todos los colegios. Y numerosos protocolos intentan frenar uno de los mayores retos que tienen por delante la Educación y la sociedad españolas. Aunque los centros y las familias están concienciadas, las medidas adoptadas no consiguen borrar la lacra del acoso escolar. Pese a que las competencias en materia educativa están transferidas a las comunidades autónomas, el ministro de Educación anunciaba hace exactamente un año una batería de medidas para intentar erradicar la violencia en las aulas. Formaban parte del borrador sobre el Plan Estratégico de Convivencia Escolar que preveía sacar adelante el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo.

Las heridas invisibles

¿Qué es el acoso escolar?

¿A quién afecta y qué consecuencias tiene para aquellos que lo sufren? Víctimas, padres, docentes, psicólogos y policías explican cuáles son las claves de uno de los mayores retos que a los que se enfrenta el sistema educativo español.

Iñaki Piñuel (Psicólogo)

Cualquier niño puede ser víctima de acoso en cualquier momento de su escolarización. No hay nada que le identifique como víctima propiciatoria

José L. Pazos (CEAPA)

Los niños y niñas que son objeto de acoso normalmente tienen alguna etiqueta. Pero estas no son las causas del acoso escolar. Estas son las excusas.

Subinspectora Policía Nac.

Lo primero es contarlo. Porque el problema de estos chicos es el sentimiento de culpa. Se piensan que se lo merecen.

Javier sufrió acoso escolar y aguantó los insultos y vejaciones de sus compañeros durante dos años. Nunca contó a sus padres el calvario por el que pasaba y asegura que le robaron una parte de su adolescencia que nunca podrá recuperar.

Los datos en España

SIN DATOS OFICIALES

El último dato que maneja el Ministerio de Educación sobre acoso es de un 4% según el Observatorio de la Convivencia Escolar de 2010.

WHATSAPP Y ACOSO

La Fundación ANAR achaca el uso del móvil al incremento del acoso fuera de las aulas, que entre 2013 y 2015 se ha disparado un 119%.

PERFIL DE LA VIOLENCIA

ANAR advierte que las chicas agreden más a las chicas y los chicos a los chicos. En cuanto a la edad, Save the Children estima que el acoso se da especialmente en 1º y 2º de ESO.

DURACIÓN Y FRECUENCIA

Casi la mitad de las víctimas afirman sufrir acoso desde hace más de un año y la mayoría que lo sufre a diario según la Fundación ANAR.

Víctimas de la violencia entre iguales dentro y fuera de las aulas

La responsabilidad de los centros

La historia de cómo nunca debería atajarse el acoso escolar

Una madre narra la desafortunada forma en la que la dirección de un colegio público de Madrid abordó el acoso que sufría su hijo de ocho años por parte de un compañero de clase. Jamás cambiaron de clase a su agresor.

Leer historia

Así investigan los centros educativos los casos de bullying

Cuando los profesores no ven lo que está pasando, los motes, las burlas, los insultos, las collejas, los puñetazos y las patadas corren como la pólvora. El recreo, los pasillos o los baños son los puntos negros del acoso escolar.

Leer historia

A diferencia del acoso escolar tradicional, la víctima del ciberbullying no puede escapar de sus acosadores ni cuando vuelve a casa. Imágenes comprometidas, suplantación de identidad, mensajes amenazantes a todas horas y audiencias que se multiplican. Los docentes se encuentran ante la dificultad añadida de investigar los casos a través de las redes.

Leer el artículo

José Antonio Luengo

Estamos en la zona roja, casi echando humo, en un contexto de visible excitabilidad. Y esto tal vez tenga que ser así. A pesar del tiempo que viene alertándose sobre la necesidad de actuar, casi acabamos de abrir la caja de los truenos

Leer análisis

EDITORIAL

En las escuelas es donde hay que luchar contra la lacra del bullying.
A los medios nos compete también convertirnos en altavoz de la denuncia y apoyar en la respuesta.

Leer análisis
Sabías qué...

Acoso escolar, problemas (de) mayores es un proyecto de Vozpópuli.
Para recibir nuestros especiales, puedes apuntarte a la newsletter

Suscríbete

El 21 de septiembre de 2004, Jokin se montó en su bicicleta. Aprovechó que todos dormían para arrojarse al vacío desde la muralla de Hondarribia (Gipuzkoa). Quedaban cuatro días para que cumpliese 15 años, y un vecino encontró su cadáver horas después de la tragedia. Un grupo de compañeros de clase llevaba tiempo sometiéndole a una persecución sistemática a base de amenazas, palizas y vejaciones. La autopsia desveló los golpes que tuvo que soportar durante un año. Casos como el de Jokin permanecen en nuestra memoria porque nos hicieron conscientes de esta tragedia silenciosa.

A raíz de la publicación de la carta de despedida del pequeño Diego, otra víctima fatal del acoso escolar, la Fundación ANAR registró un incremento del 122% de las llamadas de niños y de un 360% de adultos. En España llevamos una década contando casos que consternan a la sociedad.

Estos son algunos de esos casos

Indicadores del acoso escolar

Estas son las pistas que pueden revelar que un niño o joven está sufriendo acoso

1

Rendimiento académico

Empieza a faltar a clase y evita hablar de temas del colegio. Desciende su rendimiento académico y su atención. Le falta material escolar a menudo y pide dinero sin motivo.

2

Aislamiento de sus compañeros

Finge dolencias para no ir a ciertos lugares, como fiestas de cumpleaños o actividades extraescolares. No quiere salir con los amigos y prefiere estar solo. Busca la cercanía de adultos en los recreos y pasillos.

3

Indicadores físicos

Presenta señales de agresión física: ropa rota, marcas corporales. Muestra somatizaciones como dolores de cabeza, estómago, pesadillas o pierde el apetito.

4

Estados de ánimo extremos

Está nervioso, deprimido y llora o está irascible y muestra rabia. En casos graves, puede llegar a tener ideaciones suicidas.

Detección de acosadores

Varios indicadores que pueden hacerte sospechar

1

Agresión física

Otros padres o los profesores advierten de que está involucrado en conflictos.
Rompe o esconde pertenencias de sus compañeros.

2

Agresión psicologica

Se comporta de manera agresiva con la familia y con sus compañeros.
Resalta los defectos físicos de sus compañeros y los humilla o ridiculiza.

3

Violencia verbal

Está habitualemente enfadado e impaciente y usa un tono despreciativo e intolerante.
Chantajea, amenaza, insulta, se burla, miente y tergiversa.

4

Exclusión social

Ignora los derechos del resto.
No permite participar a otros compañeros en tareas grupales, les hace el vacío o anima a los otros compañeros a marginarlos.

5

Otros

Impone sus normas verbal o físicamente.
Actúa de manera impulsiva y no controla sus reacciones.